Disfunción eréctil (o mal llamada impotencia)

Disfunción eréctil Badajoz (o mal llamada impotencia)  

La disfunción eréctil (DE, o mal llamada impotencia) es un problema de salud de alta prevalencia entre los hombres y tiene una importante repercusión en la calidad de vida del varón afectado, así como en la de su pareja.

Según el Nacional Institute of Health Consensos Development Panel on Impotence (2003), la disfunción eréctil se define como la “Incapacidad para conseguir o mantener una erección con la suficiente rigidez como para llevar a cabo relaciones sexuales satisfactorias. En España se calcula que entre un 1.5-2 millones de personas sufren disfunción eréctil, 12.1% mediante autoevaluación y 19% mediante cuestionario.

La característica esencial de la disfunción eréctil es una incapacidad, persistente o recurrente, para obtener o mantener una erección “apropiada” hasta el final de la actividad sexual. La alteración provoca malestar acusado o dificultades en las relaciones interpersonales. Además, no se explica mejor por la presencia de otro trastorno y no se debe exclusivamente a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (fármacos incluidos) o a una enfermedad médica.

Las dificultades eréctiles del trastorno de la erección en el varón se asocian frecuentemente a ansiedad sexual, miedo a no dar la talla y al fracaso, preocupaciones sobre el funcionamiento y a una disminución de la percepción subjetiva de la excitación sexual y del placer. El trastorno de la erección puede afectar las relaciones de pareja o sexuales y provocar problemas en este ámbito.

En ese sentido, las causas psicológicas de la disfunción eréctil, son en el 90% de los casos psicológicos (no orgánicas). Entre ellas:

  •       Miedo a No dar talla, a que vuelva a pasar o a no hacer lo apropiado según las normas.
  •       Miedo al qué dirá la otra persona.
  •       Complejos físicos (fealdad, pene pequeño, torcido).
  •       Etc…

 No obstante, siempre es recomendable descartar la causa orgánica a través de un profesional.

Las diversas formas de trastorno de la erección en el varón presentan diferente curso, y la edad de inicio varía de manera sustancial. Los pocos individuos que nunca han sido capaces de tener una erección de intensidad suficiente como para llevar a cabo una relación sexual con coito placentera, padecen un trastorno crónico. Los casos que son adquiridos suelen remitir espontáneamente en un 15-30 % de las veces. Los casos de tipo situacional pueden depender del tipo de compañero-a o de la intensidad o calidad de la relación y son de tipo episódico, con recurrencias frecuentes.

Desde el Instituto de Psicología y Sexología de Badajoz, asesoramos a varones que padecen esta disfunción sexual a través de procedimientos sexológicos.

Si deseas pedir cita o información accede aquí

 

Otros artículos

¿Qué es la Psicología?

Lo bueno de Sentir Ansiedad

Tiempo diario para preocuparse

Una buena forma de cambiar pensamientos

¿Qué son las disfunciones sexuales?

Eyaculación Precoz

 

Sexologos Sevilla